AVISO PARA COMENTARIOS SIN IDENTIFICACION Y RACISTAS

Todos los Comentarios que se viertan en este Blog deberan de contener datos Identificaivos de la Persona que los hace y cuando contengan Indices de Racismo y descalificacion a etnia,Raza,o Cultura estos seran eliminados automaticamente por el sistema y por defecto quedara la ip registrada en la base de datos de Google con el fin de tramitacion al departamento Policial competente para que proceda a su Investigación ya que el Racismo esta penado por ley en el Estado Español.


jueves, 5 de octubre de 2017

ANTIGITANISMO EN RADIO COPE DOS HERMANAS SEVILLA

Con fecha de ayer 4 de octubre han publicado en internet la siguiente noticia
http://www.cope.es/noticias/tarde/los-gitanos-dos-hermanas-han-matado-turco-sandra-hija-por-instinto-supervivencia_159488 cuya redacción nos parece un despropósito irresponsable y terriblemente antigitano.
Si ya el hecho de la mención explícita de la pertenencia étnica en un contexto noticioso de sucesos no aporta ninguna información relevante y sí que contribuye al reforzamiento y la perpetuación de los peores estereotipos estigmatizantes antigitanos, la acusación genérica que lanzan ustedes contra todos los gitanos y gitanas del pueblo de Dos Hermanas es de una irresponsabilidad inaudita ¿Han pensado ustedes siquiera por un momento las consecuencias de lanzar tan gratuita y falsa acusación?
Por medio de la presente les instamos a que corrijan esa información y pidan disculpas.
Aprovecho para informarles de que estas malas praxis periodísticas podrían ser consideradas como un ilícito penal castigado con hasta 4 años de cárcel (art. 510 del Código Penal) por lo que en esta misma mañana informaré al Fiscal Delegado de Delitos de Odio de la Provincia de Sevilla para que inicie las actuaciones que estime oportunas.
Atentamente,>> 

martes, 26 de septiembre de 2017

La FAGA de la Comunidad Valenciana lamenta no haber tenido la opción de participar en la puesta en marcha de la Cátedra de Cultura Gitana

La Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas (FAGA) de la Comunidad Valenciana se congratula de la firma del convenio entre la Generalitat Valenciana y la Universidad de Alicante para la puesta en marcha de una Cátedra de Cultura Gitana, a la vez que manifiesta su pesar porque no se nos haya dado ninguna opción de participación en tan interesante proyecto.
La Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana, constituida en 1989 y formada por más de 30 asociaciones de base, es la organización genuina gitana más antigua y con mayor implantación territorial en la Comunitat.
Desde hace años venimos reivindicando la creación de espacios universitarios de inclusión de la cultura gitana. De hecho, mantenemos convenios de colaboración con tres universidades alicantinas: la Universidad de Alicante (UA), la Universidad Miguel Hernández de Elche y la CEU Cardenal Herrera de Elche.
En concreto, en febrero de 2016 nos reunimos con doña Josefina Bueno, Directora General de Universidades, para plantearle, entre otras cosas, la creación de una Cátedra de Estudios Gitanos. A doña Josefina la idea le pareció interesante e incluso afirmó que sería factible con un presupuesto de 30.000 euros. No volvimos a tener noticias suyas ni de nuestra propuesta de cátedra hasta el 28 de diciembre del año pasado cuando la Generalitat anunció que en el proyecto de presupuestos de la Generalitat se había incluido una partida destinada a tal finalidad.
Inmediatamente nos pusimos en contacto con la Agencia Valenciana de Igualdad en Diversidad y con el Rector de la Universidad de Alicante para manifestarles nuestra disposición a participar en tan ilusionante proyecto: el Director General de la Agencia Valenciana de Igualdad en Diversidad hizo caso omiso y el Rector nos remitió a la Secretaria General de la Universidad de Alicante con quien mantuvimos una reunión en febrero de este año. La sra. Algarra, secretaria general de la UA, rechazó nuestra propuesta de participación escudándose en argumentos burocráticos y de protocolo.
No obstante, no cejamos en nuestro ofrecimiento de participación y finalmente, tras meses de insistencia, en junio nos recibió la Vicerrectora de Responsabilidad Social, Inclusión e Igualdad, doña María José Rodríguez, quien mantuvo la misma línea de negarnos la posibilidad de participación en el convenio y aplazando toda posible participación al momento en que ya estuviera en marcha la Cátedra, es decir, nos ofreció que participemos cuando ya esté todo diseñado.
Entre tanto, hemos comunicado este, en nuestra opinión, disparate a los partidos políticos a través de sus síndicos en las Cortes Valencianas y en reuniones con diversos dirigentes, y nadie ha tomado cartas en este asunto.
Esperamos sinceramente que este convenio sea un éxito y redunde en la mayor presencia de la cultura gitana en la Universidad, pero creemos que no ha empezado de la mejor manera.
Así mismo, queremos comunicar al conjunto de la sociedad que el tiempo de esta suerte de  despotismo del “todo para los gitanos pero sin los gitanos” debe terminarse, que desde hace muchos años las personas gitanas queremos ser los protagonistas de nuestro presente y de nuestro futuro y que desde la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana no estamos ya dispuestos a seguir siendo excluidos de los procesos que  afectan al Pueblo Gitano valenciano.

(Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana)

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Mirian Perez Albaladejo Recibe hoy a la Delegacion de la Federacion de asociaciones Gitanas Faga en murcia



    La Directora General de Política Social e Igualdad de La Región de Murcia, recibe hoy en su Despacho al Delegado de la Federación de Asociaciones Gitanas Gitanas FAGA, donde se tratan temas relacionados con la Subencion del 0,7% del Irpf, que este año ha sido repartida por Comunidades Autónomas y que la Preocupación de esta Entidad de Ámbito Nacional y con Delegación en la Región de Murcia ,es que pueda quedar fuera por no tener hasta ahora historial de subencion directa como Delegación en la Región, así mismo lo manifiesta Juan Garcia Santiago Delgado de FAGA en Murcia.

   

sábado, 26 de agosto de 2017

LA “MALA BAJÍ” DE LOS GITANOS AGREDIDOS EN FORTUNA (Murcia)

Los gadchés (payos)quisieron linchar a los gitanos

 

     He querido titular este relato haciendo referencia al contraste que supone “la mala fortuna” (tchorrí bají) que han tenido algunas familias gitanas que habían ocupado ilegalmente, por lo visto, unas viviendas en una localidad murciana que lleva por patronímico el precioso nombre deFortuna. Todos los gitanos hacemos uso del término “fortuna” o de sus sinónimos “suerte”, “felicidad”, “abundancia”(bají, baxt, baxtalipen), de tal manera que el saludo más tradicional de todos los gitanos del mundo es decirnos cuando nos encontramos, o nos despedimos, “te avés bástalo” que quiere decir“que seas feliz”, “que tengas fortuna”.

     Pues no ha sido así para las ocho familias gitanas que se instalaron hace más de un año y medio en unas casas vacías que hay tras el Instituto de la localidad. Y a partir de aquí ya se pueden imaginar el resto. Estas familias fueron acusadas de alterar la pacífica convivencia ciudadana, siendo la acusación más importante a la que hemos tenido acceso la de que “abrían los coches para robar”. Curiosa acusación porque hoy en día ya nadie abre los coches porque ya no hay nada en ellos que robar. Hace años era un reclamo los radiocasetes. Hoy ni siquiera eso tiene atractivo para los cacos. Cuando un delincuente abre un coche, si puede, lo hace para llevárselo.

 

Pero los muy intrépidos ciudadanos de Fortuna, molestos con la vecindad de estas familias, decidieron constituirse en un “grupo de acción ciudadana” que por sus consecuencias nos ha recordado más al viejo y trasnochado Ku Kux Klanque al cuerpo paramilitar que los catalanes denominaron “somaten”, palabra del catalán “som atent” (estamos atentos), que gozó de la protección de la dictadura del general Primo de Rivera y del consentimiento del general Franco. El Somatén quedó disuelto con la llegada de la democracia a España en 1978.

     Pero algunos vecinos de Fortuna decidieron constituirse en “grupo de acción ciudadana” para ejercer de policías y de jueces en la defensa de lo que ellos pudieran entender que las autoridades legítimas del lugar no lo estaban haciendo adecuadamente. Y decidieron actuar, impulsados por el hecho de que un miembro de las familias gitanas “okupas” se enfrentó a un socorrista de la piscina del pueblo. El hecho trascendió y el ayuntamiento denunció al gitano camorrista “por alterar el orden público y gritar”. El mismo alcalde de Fortuna, don José Enrique Gil, ha manifestado públicamente que “nunca hubo agresión física sino verbal” ni que en ningún momento nadie exhibiera una navaja. Y aquí podría haber terminado el incidente a la espera de que el juzgado se pronuncie tras la denuncia interpuesta por el ayuntamiento.

 

Finalmente, catorce manifestantes decidieron linchar a los gitanos

     Pero no, el cabecilla del nuevo somatén murciano quería acción inmediata. Nada de esperar a que los jueces dicten sentencia y las autoridades la hagan cumplir. Para los promotores, el Estado de Derecho y el respeto a las reglas de convivencia que nos hemos dado todos los españoles no eran suficiente garantía. Por eso decidieron movilizar a unos cuantos vecinos de Fortuna utilizando los modernos medios de comunicación. Seguramente inspirados por Donald Trump, el enloquecido presidente de los Estados Unidos que días pasados fue advertido por lasNaciones Unidas por no condenar “de forma inequívoca e incondicional” las manifestaciones de racismo ocurridas enCharlottesville que es una pequeña ciudad universitaria de Virginia.

     Durante algunos días los teléfonos de los habitantes de Fortuna echaban fuego. Las modernas fuentes de comunicación, especialmente las soportadas por internet, Twitter y WhatsApp, estuvieron convocando a los vecinos para manifestarse ante al ayuntamiento y reclamar la expulsión de la ciudad de los vecinos instalados ilegalmente en las casas vacías. Pero lo que no sabían esos insensatos convocantes de este tipo de manifestaciones es que “las redes, como las armas, las carga el Diablo”. Y sucedió lo que ya conocemos de otros pueblos españoles donde los gitanos hemos sufrido ese mismo calvario. Cortegana en Huelva, Mancha Real en Jaén, Estepa en Sevilla donde los tribunales han imputado gravemente a los manifestantesgadchés (payos) delitos penalmente graves por atacar con violencia física a las personas y a las casas donde vivían personas, ―niños y ancianos―, inocentes de haber cometido ningún delito.

     Y pasó lo que tenía que pasar. La historia siempre se repite. Los convocantes de manifestaciones contra los gitanos siempre ponen como punto de concentración la plaza del ayuntamiento. Y aunque las autoridades municipales adviertan que no podrán derivar su marcha ante las viviendas ocupadas por los gitanos, nunca hacen caso y acaban atacando con violencia tanto a las personas como las viviendas que ocupan. LaFederación de Asociaciones Gitanas en Murcia lo ha denunciado públicamente con estas palabras: “(…) una masa enfervorecida de payos protagonizó una serie de ataques contra unas familias gitanas residentes en Fortuna (Murcia). Durante los disturbios se produjeron apedreamientos de las familias gitanas (niños y niñas, personas mayores, enfermos e incluso discapacitados), agresiones físicas y verbales tanto hacia las personas gitanas como hacia los agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil y diversos daños en las propiedades llegando los agresores incluso a volcar un vehículo”.

 

¡Bien por la Guardia Civil!

    Como suele decirse, a mí no se me caen los anillos por alabar la actuación de la Benemérita cuando hay motivos para hacerlo. Y en esta ocasión lo hay. Igual que lo hice en Cortegana (Huelva) cuando junto a mis compañeros gitanos abogados, Diego Luis Fernández y Carmen Santiago, intervenimos en la defensa de las familias gitanas agredidas y en contra de los racistas que tan cobardemente les atacaron. Y llegados a este punto, permítanme un ligero recuerdo de carácter personal que ni siquiera Federico García Lorca hubiera sido capaz de imaginar.

    Tuvimos suerte los gitanos porque el juez que estaba al frente del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Aracena era un magistrado joven, recién salido de la escuela judicial de Barcelona, para el que esta función era su primer destino. Desde el primer momento tuvimos la impresión de que habíamos caído en buenas manos. Y así fue. Tuve que desplazarme muchas veces desde Barcelona a Aracena, pero mereció la pena. El juez instructor tomó declaración a 24 personas en calidad de imputados, mientras que a otras 27 las hizo declarar en calidad de testigos. Y al final tras finalizar las diligencias previas, emitió un auto imputando a 16 personas que tuvieron que comparecer en la vista oral que se celebró en la ciudad de Huelva.

 

Los Guardias declaran ante el juez

    Pues bien, en el transcurso de estas diligencias, un día el juez llamó a declarar a los agentes de la Guardia Civil que intervinieron en aquel zafarrancho. Creo recordar que eran tres. Pero cuando llegué al juzgado aquella mañana me estaba esperando a la entrada del edificio el sargento que ejercía las funciones de comandante del puesto Un señor muy amable, de mediana edad, con cara de Guardia Civil que hubiera sido reconocido como tal aún sin uniforme. Me saludó militarmente y me dijo con muy buen tono:

― Señor letrado, permítame que le informe del comportamiento ejemplar que siguieron mis guardias en los incidentes que son objeto de esta instrucción. Usted sabrá que también ellos fueron objeto de la agresión de los manifestantes en aquella desgraciada noche. Le ruego que lo tenga usted en cuenta cuando proceda a interrogarlos.

    Le tranquilicé y le dije que no temiera nada de nosotros que éramos bien conocedores del comportamiento de la Benemérita en el día de autos. Sí le dije, no obstante, que intentaría que sus testimonios fueran los más inculpadores posibles contra los racistas que atacaron con violencia a los inocentes gitanos del lugar. Lo entendió.

    Y aquí es donde entra Federico García Lorca. El gran poeta granadino que escribió el “Prendimiento de Antoñito el Camborio” que, ¿quién sabe?, lo mismo fue una causa más que le llevó ante el pelotón de fusilamiento.

 Antonio Torres Heredia,                    ¡Se acabaron los gitanos
 hijo y nieto de Camborios,                que iban por el monte solos!
 viene sin vara de mimbre                   Están los viejos cuchillos
 entre los cinco tricornios.                 tiritando bajo el polvo.

 

Esto nunca lo pudo imaginar Federico

    ¡Lástima de cámara oculta que hubiera filmado, como homenaje al autor del Romancero Gitano, la siguiente escena:

Una vez hechas las observaciones que el juez estimó pertinentes al primero de los guardias que llamó a declarar, nos cedió la palabra a los letrados.

― Con la venia, Señoría ―dije fijando mi mirada en el Guardia Civil que con extremada seriedad permanecía firme ante mi― Quisiera que usted se ratificara en que el imputado señor (X) fue uno de los que usted vio tirar piedras contra las viviendas que ocupaban los gitanos de la barriada de Las Eritas.

― Me ratifico porque yo estaba cerca de él y le conozco como vecino de Cortegana.

― ¿Le llamó usted la atención en algún momento? ¿Hizo algo para impedir que continuara con su agresión?

― Por supuesto. Le dije que dejara de tirar piedras, pero hizo caso omiso porque junto a él otras personas hacían lo mismo.

― ¿Cómo eran las piedras, señor Guardia? ¿Grandes, medianas, pequeñas?

    A esta pregunta el guardia no supo que contestar y tan solo dijo:

― Eran piedras normales. ¿Qué quiere usted que le diga, señor letrado? Normales.

― Vamos a ver ―le dije intentando ayudarle para que su respuesta fuera más precisa― No es igual el daño que puede causar una piedra pequeña arrojada contra una ventana que un pedrusco de grandes dimensiones. Hágame el favor, si no le importa, de señalarme con sus manos el tamaño aproximado de las piedras usted vio lanzar al señor (X) contra las casas de los gitanos.

    El bueno del agente no dudó en señalar con sus dos manos el tamaño aproximado que puede tener un adoquín de los que empiedran nuestras calles.

    Creo que en aquel momento un chorro de aire fresco me sacudió el cogote e intuí que era Federico, ―que lo fusilaron muchos años antes de que yo naciera―, quien, con su voz de terciopelo, sorprendido por lo que ni él mismo fue capaz de imaginar, que un gitano interrogara a un Guardia Civil, me recitó esta estrofa de su “Romance de la Guardia Civil Española”

    ¡Oh ciudad de los gitanos!                        ¡Oh ciudad de los gitanos!
    Apaga tus verdes luces                             Ciudad de dolor y almizcle,  
    que viene la benemérita.                           con las torres de canela.

     Hasta aquí este flash de mi memoria porque mi amigo Diego Fernández está empeñado en que deberíamos escribir un libro narrando como fue aquel juicio, primero en la historia de España, en la que unos abogados gitanos asumían ante los tribunales la defensa de otros gitanos que fueron víctimas del odio y la cólera de otros ciudadanos embrutecidos.

 

Fortuna hará honor a su nombre

    Los representantes gitanos murcianos se han entrevistado con el Delegado del Gobierno en la Región para recabar su ayuda y han salido esperanzados del encuentro. Don Antonio Sánchez-Solís de Querol, les confirmó que la investigación de la Guardia Civil ha identificado y puesto a disposición judicial a 14 personas acusadas de los disturbios y de las agresiones que hemos descrito.

    Pues que siga la buena racha para que Federico, desde donde esté, entienda que lo que del enfrentamiento entre guardias civiles y gitanos ha empezado a cambiar en España.

Juan de Dios Ramírez-Heredia
Abogado y periodista
Presidente de Unión Romani

 

--

viernes, 25 de agosto de 2017

El Delegado del Gobierno en Murcia recibe a la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas en relación a los ataques racistas antigitanos de Fortuna

El pasado 28 de julio y los días siguientes una masa enfervorecida de payos protagonizó una serie de ataques contra unas familias gitanas residentes en Fortuna (Murcia). Durante los disturbios se produjeron apedreamientos de las familias gitanas (niños y niñas, personas mayores, enfermos e incluso discapacitados), agresiones físicas y verbales tanto hacia las personas gitanas como hacia los agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil y diversos daños en las propiedades llegando los agresores incluso a volcar un vehículo.
El Ayuntamiento, con su Alcalde José Enrique Gil Carrillo a la cabeza, supo que este grupo se estaba organizando a través de las redes sociales para llevar a cabo una concentración no autorizada y, aunque avisó a la Delegación del Gobierno, no previó la gravedad de la situación de manera que el dispositivo policial previsto se vio desbordado.
En cuanto tuvimos noticia de estos ataques racistas antigitanos nos dirigimos al Ayuntamiento de manera que el pasado 2 de agosto, Día Europeo en Memoria del Samudaripen (genocidio antigitano durante el nazismo), fuimos recibidos por el Alcalde y el Sargento de la Policía Local. Durante esa reunión el Alcalde reconoció que la situación se le había ido de las manos pero en ningún momento quiso reconocer que era un ataque racista antigitano.
En aquella reunión le exigimos que hiciera público un comunicado dejando claro su posicionamiento contra el racismo. No lo hizo y nos parece muy grave ya que los agresores se han estado pavoneando y han presumido de su hazaña en sus redes sociales.
Por otro lado, el Alcalde convenció a las familias agredidas de que abandonaran Fortuna lo cual nos parece no solo un despropósito sino que posiblemente haya incurrido en una ilegalidad que esperamos que la Fiscalía de Delitos de Odio persiga ya que esta acción del Alcalde de Fortuna ha alimentado el sentimiento antigitano y ha confirmado a los agresores que lo que han hecho está bien. Y eso no debe ser así ni quedar impune: nadie puede tomarse la justicia por su mano.
El Delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solis de Querol, nos confirmó que la investigación de la Guardia Civil ha identificado y puesto a disposición judicial a 14 personas acusadas de los disturbios y de las agresiones lo cual nos congratula.
Esperamos que la justicia actúe y que ninguno de los responsables quede impune por estos ataques racistas anti gitanos.

http://www.murcia.com/region/noticias/2017/08/24-el-delegado-del-gobierno-en-murcia-recibe-a-la-federacion-autonomica-de-asociaciones-gitanas-en-relacion-a-los-ataque.asp

miércoles, 12 de julio de 2017

Programa Desarrollo Gitano

Ayer Faga Region de Murcia se reunio con la Directora del IMAS en la region de Murcia con el Fin de poner en manifiesto que en San Pedro del Pinatar se esta llevando a cabo un programa de Educacion con el Alumnado Gitano y es necesario que el Ayuntamiento de San Pedro este entre los Consistorios que reciben dicha partida anual

martes, 4 de julio de 2017

El XXII Festival de Flamenco, calienta motores


Una ponencia y la inauguración de una exposición de grabados en torno al flamenco, anuncian la próxima cita, el sábado 8 de julio, con el Festival homenaje a Camarón.

Un día después del triste aniversario de la muerte de José Monje Cruz, Camarón de la Isla que hace 25 años falleció en Barcelona, dejando un gran legado a la música flamenca y huérfanos los corazones de los aficionados a este arte de profundas raíces, se celebró en San Pedro del Pinatar, un sencillo homenaje a la figura del genio como preámbulo al XXII Festival de Flamenco que tendrá lugar el sábado, 8 de julio.

Así, anoche 3 de julio, la Plaza de la Constitución acogió la conferencia del flamencólogo, Nicolás Jiménez que, brevemente, expuso el origen del flamenco que bebe de las fuentes gitanas desde su principio. Además, se inauguró la exposición de pintura "Miradas Flamencas" con obras de artistas flamencos a carboncillo de Juan Francisco Ros.

El Acto, organizado por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar en colaboración con la Federación de Asociaciones Gitanas FAGA, estuvo amenizado por la guitarra de Miguel Fernández ( El Pito ) y sirvió como preámbulo del festival Flamenco, homenaje a Camarón que el sábado reunirá en el Parque de la Aduana las voces de Miguel de Tena, Pedro Heredia "El Granaíno" y el baile de uno de los mejores del mundo"Farruquito".

lunes, 3 de julio de 2017

Miradas Flamencas

anoche 3 de Julio El Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar y La Federacion de Asociaciones Gitanas FAGA, dieron pistoletazo de Salida a la Exposicion de Juanfran Ros, autor de mas de 30 obras todas ellas de la Inspiracion de Rostros de Cantaores Flamencos , dicha exposicion quedara expuesta en la Sala de exposiciones de CajaMurcia de San Pedro del Pinatar, tambien tuvimos esta noche la Conferencia sobre Raices del Flamenco de Nicolas Jimenez, el Broche final corrio a cargo de Guitarrista Miguel Fernandez y al Cante El Fafi.

El Delegado de Faga en La Region de Murcia Juan Carreño fue el encargado de cerrar la Velada agradeciendo a los asistentes al acto y asi mismo tuvo palabras de agradecimiento al Ayuntamiento  Por dar cabida a esta exposicion coincidiendo con el 25 Aniversario de la Muerte de Camaron de la Isla.

este acto esta enlazado con el Festival Flamenco que tendra lugar en San Pedro del Pinatar el Dia 8 de Julio a las 22:30 en el Parque la Aduana.

jueves, 29 de junio de 2017

Clan No.Es Para Gitanos

El término clan, totalmente inadecuado para
referirse a la familia gitana, suele asociarse
con actividades delictivas, especialmente
con el tráfico de drogas. La familia tradicio-
nal gitana se corresponde con el término an-
tropológico de la familia extensa o grupo
familiar, que incluye un amplio grupo de pa-
rientes (tíos, primos, sobrinos…) además del
núcleo familiar.

miércoles, 28 de junio de 2017

Festival Flamenco Homenaje a Camaron de la Isla

Exposicion Miradas Flamencas

El Ayutamiento de San Pedro del Pinatar y la Federacion de Asociaciones Gitanas FAGA , Organizan la Exposicion de Pintura Flamenca ,de Juanfra Ros, el dia 3 de Julio a las 22:00 horas en la Plaza de San Pedro del Pinatar, Donde se dara una conferencia sobre Flamenco a Cargo del Flamencologo y Sociologo Nicolas Jimenez Gonzalez y tambien contaremos con el toque de Guitarra Flamenca de Miguel Fernandez Molina ( El Pito ). esta exposicion esta enlazada con el Festival Camaron de La Isla que tendra lugar el Dia 8 de Julio en esta misma Localidad.

Escuela de Verano Edukalo 2017

Como.cada año y ya llevamos 5 años nuestra escuela de Verano Organizada por Faga en San Pedro del Pinatar (Murcia ) con mas de 25 niños . Contamos con la Colaboracion de el Ayuntamiento de San Pedro.

Escuela Humana Gdurt

Sienpre colaborando por las causas Justas

miércoles, 21 de junio de 2017

Ruta Solidaria 2017 Escuela para Todos

Hoy hemos Recibido a Marco un Voluntario que ara 2000 km para conseguir su reto y poder llegar asta el sur de Marruecos con el fin de recaudar fondos para que mejore la educacion en este Pais ,Al sur de Marruecos. hemos colaborado en su recibimiento el aAyuntamiento de San Pedro del Pinatar y la Federacion de Asociaciones Gitanas Faga en la Region de Murcia
entidad Organizadora www.kreskantekune.org

miércoles, 19 de abril de 2017

En España viven 750.000 gitanos, el 40% en Andalucía.

En España viven 750.000 gitanos, el 40% en Andalucía. Y en contra de lo que muestran los ‘realities’, cada vez más son abogados, químicos, ingenieros, maestros, enfermeros, informáticos… Derribando tópicos. Por Carlos Manuel Sánchez

http://www.xlsemanal.com/actualidad/20160821/gitanos-sobradamente-preparados.html


Mi abuelo tenía un galgo y salía a cazar con él. Era la única manera de que su familia comiera carne. Vivían en cuevas. Mi madre nació en un camino, ‘como las cabras’, contaba mi abuela. También decía que había tenido nueve hijos y no había ‘desgraciado’ a ninguno».
Antonio Campos, actor teatral, está orgulloso de sus ancestros. «Eran gitanos canasteros, salieron adelante haciendo cestas de mimbre. Tenían una cultura de su entorno impresionante y casi no necesitaban dinero para sobrevivir. Se apañaban con lo que encontraban, como indios arapahoes. Con inventiva y capacidad de adaptación, y conociendo muy bien las posibilidades del lugar. En cierto modo, pienso que no hay tanta diferencia entre aquellas cuevas y el garaje de Bill Gates».
La historia de las tres últimas generaciones de la familia Campos dibuja una radiografía muy precisa de cómo ha evolucionado el pueblo gitano en España. Desde la marginalidad a la normalidad. Es una hoja de ruta del camino recorrido, que no ha sido poco. Y también de lo que queda por recorrer. «A nosotros no nos ha faltado nada. Somos hijos de las escuelas públicas y los hospitales públicos. Quizá hemos vivido una excepción histórica. Ojalá eso no se esté acabando. Sería una pena muy grande para los que vienen detrás. Cuando monto una obra en un instituto, siempre se lo digo a los chavales. no os dais cuenta de que sois unos privilegiados. Gente de vuestra edad está en la guerra, en las fronteras… Y vosotros os estáis cultivando. Aprovechad la oportunidad».

El índice de desempleo entre los gitanos es muy superior al del resto de la población: alcanza el 37,5% por ciento

El último informe Foessa calcula en unas 750.000 personas la población gitana que vive en España. Una población, además, muy joven, con una media de edad inferior a los 16 años. Y una tasa de natalidad más alta que la del conjunto de la población, aunque la diferencia se está reduciendo. El 40 por ciento reside en Andalucía. Otras comunidades con fuerte implantación son Cataluña, Valencia, Madrid, Castilla-La Mancha y Murcia. También han llegado romaníes de Bulgaria y Rumanía, sobre todo desde 2002, cuando se eliminó el visado, y 2007, cuando estos países se adhirieron a la Unión Europea. Están menos integrados que los españoles.

Los nuevos retos

La primera piedra de toque es la educación. «Hace 30 años podía ser difícil que los niños gitanos fuesen a la escuela», explican desde la Fundación Secretariado Gitano (FSG). «Hoy, casi la totalidad están escolarizados. Y cada vez más jóvenes continúan estudiando, y ahora son abogados, maestros, ingenieros, informáticos, médicos, enfermeros… Pero existen todavía graves problemas, como las altísimas tasas de abandono escolar en la educación secundaria. Solo uno de cada cinco alumnos gitanos termina la ESO. «Mi hermana es la primera mujer de la familia que tiene una carrera. Ha terminado Educación Infantil y está opositando. Mis primos, sin embargo, se dedican a la venta ambulante y a coger ajos, caracoles…», cuenta Antonio Campos.
El índice de desempleo entre las personas de etnia gitana (37,5 por ciento) es muy superior al del resto de la población (22,7), y se ha multiplicado por tres desde que empezó la crisis. Además, el porcentaje de estas personas que viven en hogares con un sustentador principal en paro de larga duración se ha multiplicado por seis, pasando del 5 por ciento en 2007 al 30 en 2013. Por otra parte, las estrictas normativas que regulan las actividades económicas consideradas como tradicionales por la población gitana la venta ambulante, la recogida de chatarra y cartones, o el temporerismo merman notablemente sus ingresos económicos.

El 88 por ciento de las personas gitanas reside en una vivienda normal. Solo el 4 por ciento lo hace en chabolas

Pero conviene matizar, en contraposición a un estereotipo muy extendido, que la población gitana tiene una alta tasa de actividad. «Las personas gitanas han trabajado siempre y, aunque por su baja tasa de ocupación en empleos por cuenta ajena (solo el 37 por ciento, en comparación con el 83 de la población asalariada española), esta realidad es poco reconocida», subraya el informe Foessa. La venta ambulante concentra casi el 40 por ciento de esta actividad. El gitano normalmente trabaja por cuenta propia. el 35 por ciento frente al 16 del total de la población ocupada. O colabora con la actividad económica familiar (el 26 por ciento).

Hastío ante los estereotipos

En cuanto a la vivienda, también hay que desmontar tópicos. El 88 por ciento de las personas gitanas residen en una vivienda normalizada; solo el 4 por ciento en chabolas, y otro 8 por ciento en viviendas muy deterioradas. En los años 90, el chabolismo y las infraviviendas eran lo habitual para una de cada tres familias gitanas. No obstante, persisten el problema del alto grado de ocupación de las casas, la precariedad de los equipamientos y el deterioro.
La mayoría de ellos conviven a su vez diariamente con personas no gitanas, y esta interacción es más intensa que en otros países europeos. El Eurobarómetro revela que el 39 por ciento de la población española afirma tener amigos gitanos, frente al 17 por ciento de media en la Unión Europea. Eso no quiere decir que el rechazo social se haya erradicado. Una encuesta del CIS señaló que al 60 por ciento le importaría mucho o bastante tener como vecinos a personas gitanas. Y aunque se dan casos de discriminación, no hay un racismo declarado y abierto, como sucede en algunos países centroeuropeos, como Hungría, donde el partido ultra del Jobbik ha logrado el segundo puesto en las elecciones practicando redadas contra asentamientos gitanos, a quienes acusa de ser culpables de la inseguridad y de copar los servicios sociales.
Por eso, los colectivos gitanos ven «con preocupación, hastío e impotencia» los realities televisivos que se sirven de técnicas engañosamente documentales para pintar con brocha gorda la sociedad gitana en España. «Estas prácticas contribuyen a la solidificación de los estereotipos y los prejuicios hacia cientos de miles de personas corrientes, de carne y hueso, que luchan por salir adelante como las demás», se lamentan. Antonio Campos puntualiza. «Algunos se han dedicado a vender drogas, a vivir por encima de sus posibilidades para tener una pantalla de plasma… Sin embargo, para el pueblo gitano, la felicidad siempre se ha centrado en estar con la familia. Hay una manera de vivir gitana que se hereda genéticamente, comportamientos que nadie enseña. Eres feliz trabajando con tus manos y ganando un dinero, lo justo para vivir. Y reuniéndote con tu familia para asar unas chuletas en la lumbre y cenar bajo el cielo estrellado. Y no necesitas más. No querer abarcar más te da una tranquilidad muy grande».
Juan José Santiago, 22 años: está opositando para guardia civil
«Estoy opositando para la Guardia Civil. ¿Gitano y guardia civil? ¡Por qué no! Tiene que haber de todo. En el cuartel de Albacete ya hay uno. No se puede vivir apartado de la sociedad. Pero es el primer año que oposito y se presentan 44.000 para 1700 plazas; así que me lo tomo como una preparación. Haber terminado el bachillerato me da puntos. Soy el mayor de cuatro hermanos.
Mis padres son ambos gitanos, pero mi padre nos inculcó que había que estudiar, que de la venta ambulante ya no se puede vivir. Nunca he tenido problemas por ser gitano, ni en el colegio ni en el instituto. Mis amigos son todos payos».
Sarai Piqueras, 21 años: estudia enfermería en Cuenca
«Vivo con mis padres. Mi padre no es gitano, mi madre sí. Mi hermano ha terminado Ingeniería. Saqué matrícula de honor en el bachillerato, quería estudiar Medicina, pero me quedé a las puertas porque me bajó la nota en selectividad. Ahora me gusta la enfermería y no quiero cambiarme a pesar de que me convalidan muchas asignaturas. Lo que más me gusta es el quirófano y psiquiatría, donde atiendes a mucha gente joven con drogodependencias. Me implico. Mi padre es pastor evangélico, pero antes que la religión nos enseña valores. Tengo novio, payo. Si nos casamos, será una ceremonia muy sencilla».
Antonio Amador, 36 años: abogado
«Tengo bufete propio con un socio. Estudié Derecho y luego hice un máster en comercio exterior y otro en consumo. En mi familia somos todos gitanos. Un tío mío es ingeniero, otro podólogo… Mi abuela, que murió en noviembre pasado con 92 años, tenía una biblioteca con más de mil libros. Ella no estudió, pero pintaba y leía todos los días hasta que perdió la vista. Fue la primera de la familia que se puso Internet. Y nos inculcó a los nietos el gusto por la lectura y la importancia de labrarse una educación».
Lydia Vargas, 26 años: estudió magisterio
«Trabajo dando clases de apoyo a niños. Estoy muy contenta porque al final todos han aprobado. Tengo dos hermanas. La mayor hizo un grado de administrativo. Jerez es una ciudad donde hay mucha población gitana y, además, muy mezclada. Nunca he tenido problemas de integración. Aunque es verdad que en la facultad se ven menos gitanos. Alguna vez oyes algún comentario, pero es algo muy esporádico. Por eso los realities hacen tanto daño: alimentan los estereotipos. Para mí son vergonzos. No nos representan».
Antonio Campos, 36 años: productor teatral
«Vi a Els Joglars y me pareció tan mágico que dejé los estudios para ser actor de teatro. Empecé
de modelo, pero ganaba más dinero de albañil. A veces desfilaba en Madrid por la noche y, por la mañana temprano, estaba en la obra. Estuve así dos años. Trabajé de chófer en una editorial y eso me dio muchos contactos. Hoy soy productor cultural. Por necesidad. Un actor no puede estar pendiente de que suene el teléfono, así que gestiono mis propios proyectos. Lo haces todo. Y tienes que venderlo. Es un poco como la venta ambulante. Coges la furgoneta y haces bolos. Con 28 años puse en pie mi primera obra y hoy tengo en cartel El Buscón. Soy autodidacta, pero me estoy planteando el acceso a la universidad para mayores de 25. Llevo a mis hijas a exposiciones, a museos, a ver obras… Quiero despertar su inquietud cultural».
Familia Fernández
Los Fernández Pantoja vienen de una estirpe de cantaores que inauguró el abuelo Fernando Fernández Monje, Terremoto. Pero entre sus descendientes hay todo un abanico de profesiones. un químico, un maestro, una auxiliar de enfermería, un estudiante de Derecho, un empleado de una empresa de publicidad…

lunes, 6 de marzo de 2017

ENTREVISTA Helios Fernandez en las Jornadas Decolonialidad y desarrollo ...

La hechicería y las creencias gitanas en Andalucía

Los moriscos fueron uno de los colectivos más perseguidos en nuestro país y también fueron acusados de practicar la magia. En el caso gitano, no se llegó al extremo de la expulsión pero sí a una fuerte represión.


   'La buenaventura', de Caravaggio (1595).


En el artículo La brujería en Jerez y Andalucía vimos algunos de los aspectos que caracterizaron la hechicería en nuestra región, pero esta perspectiva estaría incompleta si no la analizáramos, aunque sea a rasgos generales, desde la óptica de uno de los colectivos más importantes de nuestra zona: el gitano.
Los mismos, desde temprana fecha sufrieron la persecución del poder y muestra de ello es que desde el año 1488, debido a las continuas quejas de los labradores y ganaderos, comienzan a aparecer disposiciones para expulsar a los gitanos de las tierras en las que habitaban. En el año 1499 aparecen los primeros ordenamientos oficiales contra ellos y en el año 1539 se dictan nuevas leyes contra los gitanos, asociados desde este momento a otras gentes de mal vivir. Por si todo esto fuera poco, en el año 1544 comenzó a insistirse en la necesidad de marcar a los ladrones para conocerles y saber si eran o no reincidentes. Algunas de las marcas infamantes eran cortar sus orejas, marcar sus mejillas y se llegó a imponer una marca en el brazo indicando el nombre de la ciudad en donde había recibido el castigo. Como colofón a esta serie de ideas podríamos citar a Sancho de Moncada, catedrático de la Sagrada Escritura de la Universidad de Toledo, que en el año 1619 publicó un discurso en el que justificaba la expulsión de los gitanos por múltiples perversiones tales como irreligiosidad, desprecio por el santo matrimonio, magia, antropofagia, etc., y lo expresaba de esta forma: “¡Qué de doncellas han pervertido con hechicerías y embelecos! ¡Qué de casadas se han apartado de sus maridos!”.
Ese mismo año, el 28 de junio, Felipe III ordenaba que en un plazo de seis meses los gitanos abandonasen sus estados para no regresar jamás bajo pena de muerte, aunque, los que quisiesen permanecer en España, podrían hacerlo bajo la condición de establecerse definitivamente en poblaciones de más de mil vecinos y no volver a hacer uso de sus vestidos ni de su lengua. Afortunadamente, la expulsión no se llevó a cabo.
Felipe V, ya en 1745, promulgó una ley que obligaba a los gitanos a reintegrarse en un plazo de quince días en los lugares asignados de ubicación, los que no lo hicieran serían declarados enemigos públicos y, como culminación a esta política, en el año 1749 comenzó una gran redada contra los gitanos, que supuso el encarcelamiento de 5.500 de ellos en Andalucía. Posteriormente, el monarca Carlos III mantendría esta política al principio de su reinado, pero a lo largo de su gobierno se inclinó por ofrecer un trato más amable hacia los gitanos, en un intento por integrarlos en la sociedad española.
Los gitanos, hasta este momento, fueron acusados de toda serie de delitos que contribuyeron a su diferenciación como grupo y, como mero ejemplo, podemos citar a Juan de Quiñones, que en 1631 decía, en su discurso contra los gitanos, que “son también encantadores, adivinos, magos y chirománticos, que dicen por las rayas de las manos lo futuro, que ellos llaman la buenaventura (y yo mala para quien la dizen, pues o le engañan o le roban)”.
Entre los múltiples tópicos imputados a este pueblo, uno de los más repetidos fue el de su innata afición a la magia, particularmente entre sus mujeres, lo cual, en la mentalidad de la época, suponía una estrecha relación con el demonio. Aun con esto, es cierto que la etnia gitana mantuvo a lo largo de su historia unos rasgos y una filosofía de vida diferentes a los del resto de la sociedad española, pero, podríamos decir, su afición a la magia no era mayor que la de otras comunidades de la España de su tiempo. No obstante, según Rafael Martín Soto, también es cierto que ningún otro pueblo sacó, antes ni después, tanto partido a un prejuicio social, convirtiéndolo en un lucrativo medio de subsistencia. Siendo una de las formas más conocidas el “bahi” o buenaventura, es decir, la lectura de las líneas de las manos para ver el futuro.
Leer la buenaventura en plena calle era un medio de subsistencia para aliviar la paupérrima situación familiar, ya que esta actividad era un complemento al trabajo ordinario de las mujeres gitanas, dedicadas principalmente a vender ropa u otros artículos de poco valor por las calles de pueblos y ciudades.

Vendiendo limones', de Joaquín Sorolla.

Otra de las creencias más extendidas y asociadas a los gitanos, aunque no exclusiva de este pueblo, era la que confería propiedades mágicas a la piedra imán, conocida en su lengua como bar lachí. Este mineral —magnetita—, en su estado virgen, era considerado uno de los amuletos más preciados ya que se le atribuían poderes milagrosos; no sólo libraba a su portador de los peligros de la muerte o accidente provocado por hierro, acero, agua o fuego, sino que además les hacía invisibles ante sus enemigos. También se creía que era capaz de encender la pasión entre personas de sexo contrario.
George Borrow (1803-1881), en su obra Los Zincali (los gitanos de España), menciona que uno de los métodos más utilizados por los gitanos para enamorar a una persona era que el enamorado que pretendía suscitar en otra persona una pasión ardiente a través de la piedra imán, debía ingerir aguardiente y, al tiempo de acostarse, una pequeña porción de la piedra pulverizada, repitiendo este conjuro:
En el bejí d´Olivete entrisaré,
triu braquia callandria encontrisaré,
En triu bedos los ordeñisaré,
Y triu quiralu callardia nicobé;
Yeque se lo diñelo a la bar lachí.
Para que me nicobele de meripé;
Y´laver se lo diñelo a Padilla romí.
Con saria su suertí;
Y´laver al bengui langó.
Para que m´otorguisarele lo que camelo yo”.
Este conjuro, fue durante un tiempo indescifrable, pero gracias a los trabajos del profesor García Boix se pudo plantear esta traducción:
“En el monte Olivete entraré
Tres cabras negras encontraré,
En tres vasos ordeñaré,
Y tres bellones negros cortaré;
Uno se lo entrego a la piedra imán
Para que me libre de la muerte;
Otro se lo entrego a la Padilla, la gitana
Con toda su familia;
Y otro al diablo Cojuelo,
Para que me otorgue lo que quiero yo.
Esta fórmula, aunque pueda sorprendernos, guarda gran similitud con las utilizadas por las hechiceras castellanas. Gracias a Borrow también llega hasta nosotros el conocimiento de que los gitanos utilizaban una planta que llamaban Raíz del buen Barón, que aludía al demonio, y que, según él, podría ser perejil, aunque la planta varía según la zona en la que hablemos. Esta era utilizada por las hechiceras gitanas para librar a las mujeres de embarazos indeseados.
El Tribunal de la Inquisición de Granada fue el que más condenas realizó contra los gitanos en Andalucía, pero es muy difícil dar cifras exactas. Como apuntamos en nuestro anterior artículo sobre la hechicería, los moriscos fueron uno de los colectivos más perseguidos en nuestro país y también fueron acusados de practicar la magia. En el caso gitano, no se llegó al extremo de la expulsión, aunque, como hemos visto, una de las consecuencias de la represión que sufrieron fue que los gitanos construyeron, durante este período, parte de su identidad en torno a este tópico
Bibliografía
Caro Baroja, Julio. Las Brujas y su mundo. Madrid. Alianza Editorial. 2015.
Martínez Martínez, Manuel. La redada general de gitanos de 1749. La solución definitiva al “problema” gitano. En Andalucía en la historia. 55. 12-15. 2017.
Martín Soto, Rafael. Magia y vida cotidiana. Andalucía, siglos XVI-XVIII. Centro de Estudios Andaluces. Renacimiento. 2008.
Martín Soto, Rafael. Magia e Inquisición en el antiguo Reino de Granada. Málaga. Arguval. 2000. 
http://www.lavozdelsur.es/la-hechiceria-y-las-creencias-gitanas-en-andalucia

miércoles, 1 de marzo de 2017

RESPETO Y CUIDADO DE NUESTROS MAYORES GITANOS




       Cuantas Cosas me trasmite esta Imagen, y al mismo tiempo pienso cuantas cosas están cambiando dentro del Pueblo Gitano, estamos pagando un alto precio si en algún momento tuvimos un avance en nuestras Vidas hoy el precio que pagamos es muchas veces dejar a un lado cosas como son el cuidar y velar por la agustez de nuestros mayores.


        En el Siglo en que vivimos ,involucrados en esta sociedad mayoritaria no nos damos cuenta que lo material no siempre sirve de mucho, hace unos años atrás nos quitábamos el tiempo para hacer otras cosas de la vida rutinaria,incluso dejábamos trabajos ,para cuidar a nuestros mayores como fundamental valor del Pueblo Gitano, y sin embargo ya eso no es para muchos Gitanos uno de sus valores principales como tal, si no que hay otras cosas mas importantes y es mantener un coche mejor, una casa mas grande ,incluso nuestras Vacaciones todo eso es algunas veces mas importante que cuidar y mimar de nuestros mayores.

       Me consta que esto que estoy escribiendo, abra muchos y muchas que les incomode como Gitanos,pero asi lo veo y lo percibo y así lo voy a expresar por que pienso que decir lo que uno piensa es la mejor terapia para mantener limpia el alma, Primos y Primas estamos copiando cosas que no nos interesan y a eso le llaman los Gaches "INTEGRACION" y yo no quiero ser un Gitano integrado si para ser moderno e integrado tengo que dejar las cosas de nuestro sentir y nuestra forma de ser yo no quiero ser un gitano integrado ,nooooooo....por que quiero que sigamos siendo gitanos y cuando según que cosas no las hacemos dejamos de ser un poco menos Gitanos.

      Un Padre y Una Madre tenemos la obligación y el deber de tenerlos en nuesta casa y cuidarlos asta el final de sus Días, tan solo lo entendería si hubiera que llevarlos a una residencia por fuerza mayor o por recomendación extrema de un Medico, pero no me vale cuando algunos me dicen no..es que allí esta mejor atendido,noo me vale si dices eso es señal de que tu no lo atiendes bien o no le dedicas el tiempo que sus cuidados necesita y eso  no esta contemplado como buen hacer en la forma de hacer las cosas dentro de nuestro Pueblo y yo no soy mas gitano que nadie y dios me libre de intentar manifestar dicha intención con este argumento.

    Recapacitemos por favor y cerremos los Ojos y pensemos cuando de pequeños nos enfermábamos y llorábamos a media noche y incluso teniendo menos posibles, jamas nuestros Padres pensaron en llevarnos fuera de ellos por que molestábamos.

    La Misma biblia lo Dice....HONRARAS A TU PADRE Y A TU MADRE.. verdad? y llevarlos a una residencia y ir a visitarlos los Domingos después de Misa,Culto,Mercadillo, o venir del centro comercial..¿ eso es Honrrar a un Padre y a Una Madre?....
     

viernes, 24 de febrero de 2017

GIPSYKINGS PROGRAMA DE LA CUATRO


De nuevo, otro año más, la población gitana del Estado español asiste impotente al terrible espectáculo que la productora televisiva Mediaset pone en marcha a través del docu-reality Los Gipsy Kings, emitido en la cadena Cuatro los domingos en horario de máxima audiencia.
Desde las ONG que formamos parte del Consejo Estatal del Pueblo Gitano no podemos sino reiterar,  con cierto hastío, nuestra repulsa ante este tipo de iniciativas que utilizan de manera frívola y morbosa la ya denostada imagen social de nuestro Pueblo y, especialmente, de las mujeres gitanas. Estas prácticas contribuyen a la solidificación de los estereotipos, prejuicios y peores sentimientos colectivos hacia cientos de miles de personas corrientes, de carne y hueso, que luchan por salir adelante como las demás: las personas gitanas.
Lo hemos repetido en numerosas ocasiones, cuando aparecen emisiones de este tipo, cuya intención no es otra que ofrecer carnaza sensacionalista al público mayoritario sin importar las consecuencias, todo nuestro trabajo de décadas por la superación de los muros levantados por el odio racista, se vuelve inútil.
A pesar de que, ante las quejas efectuadas a raíz de las anteriores emisiones del vergonzoso programa y de los anteriores de similar formato titulados Palabra de Gitano, los directivos de Mediaset se comprometían a escuchar con sinceridad las razones por las cuales consideramos inadmisible su producto, todo ha caído en saco roto. Los beneficios millonarios derivados de la audiencia generada por estos programas dejan en evidencia cualquier atisbo de reflexión ética sobre la responsabilidad social que los creadores de un producto pseudocultural como este tienen ante la comunidad que utilizan de manera insensible para el entretenimiento frívolo del gran público.
Intentan escudarse en argumentos supuestamente bien intencionados, sin embargo desoyen una y otra vez la opinión de los especialistas en la materia. No es de extrañar. Pueden revestir y enmascarar como quieran su irresponsabilidad; pueden afirmar que quieren mostrar un retrato realista de la cultura gitana y que los protagonistas de su desvarío circense son propiamente gitanos.
A dichos argumentos, respondemos con contundencia que la cultura gitana es profundamente heterogénea y que se puede rastrear su impronta e influencia en la literatura, en la música, en la pintura y en la conformación de las diversas identidades del Estado español. Que el hecho de que los protagonistas sean gitanos/as no quiere decir nada, ya que el rechazo general de la propia población gitana ante la imagen que reproduce su show es notorio y persistente. Quisiéramos advertir, una vez más, que la mirada que se encuentra tras la creación del docu-reality no es horizontal ni limpia, utilizando las palabras del poeta José Heredia Maya.
La única manera de hacer triunfar a Los Gipsy Kings es falseando la rica y compleja realidad gitana; ahondando en la percepción exótica, folclórica y surrealista que de la misma alberga el imaginario colectivo mayoritario. Se trata de una mirada vertical, alejada y autoritaria cuyo objetivo es la producción de beneficios económicos sin más. En este contexto, los gitanos y gitanas nos convertimos en meros productos de mercado a disposición de los tiburones de la industria del espectáculo. Todo ello favorece el incremento del rechazo general y arcaico hacia el Pueblo Gitano que imbuye nuestra geografía. Si quieren mostrar la realidad gitana tienen ejemplos maravillosos de los que aprender tales como la serie documental “Gitanos Andaluces” dirigida por Pilar Távora y emitida en Canal Sur Televisión o el programa de Radio Exterior "Gitanos, arte y cultural romaní". Así bien, no hay excusas ni justificaciones dignas de ser tomadas en serio para seguir emitiendo este bochornoso docu-reality que hace más difícil la vida de la comunidad étnica más numerosa del continente europeo: el Pueblo Gitano.
ONG´S del Consejo Estatal del Pueblo Gitano
Federación de Asociaciones Gitanas de Castilla y León. Unión Romaní (UR). Fundación Secretariado Gitano (FSG). Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas “KAMIRA”. Asociación de Mujeres Gitanas “ALBOREA”. Federación Andaluza de Mujeres Gitanas (FAKALI). Plataforma Romanes de Cantabria. Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña (FAGIC). Federación Regional Gitana de Castilla - La Mancha. Federación de Asociaciones Gitanas para la Integración Laboral y Social Promoción y Desarrollo del Pueblo Gitano “Cali” (FACCALI). Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas (FAGA Valencia). Asociación Enseñantes con Gitanos. Federación Conciencia Gitana de Extremadura (FECOGEX). Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra (GAZ KALÓ). Asociación Socio Cultural de las Minorías Étnicas “UNGA” Asturias. Asociación de Promoción Gitana de La Rioja (APGR). Federación Asociaciones Gitanas de Aragón (FAGA Aragón). Asociación Nacional Presencia Gitana. Fundación Pere Closa. Federación  de Asociaciones Gitanas Extremeñas (FAGEX).
ENLACES

lunes, 13 de febrero de 2017

Conferencia Isaac Motos Jornada Educativa Población Gitana

ISAAC MoTOS NOS HABLA DE EDUCACION GITANA

De la luz sobre la Oscuridad, La gran redada, Isaac Motos

El pasado viernes tuvo lugar una conferencia sobre historia del pueblo gitano a cargo del filósofo e investigador gitano Isaac Motos en la sede del Departament de Treball, Afers Socials i Famílies.
La conferencia, que se enmarca dentro de los actos de conmemoración de los 600 años de la llegada de los gitanos a Catalunya, ha tenido el objetivo de ofrecer una interpretación gitana a la historia del propio pueblo gitano.  Y es que la historia gitana es una de las historias menos conocidas e investigadas. La tradicional agrafía de un pueblo itinerante como el gitano es la causa de que hoy día no podamos contar con una historia escrita por los propios gitanos. Por contra, la única historia que conocemos es el testimonio de toda una serie de providencias y pragmáticas dictadas en contra de los propios gitanos e interpretadas por historiadores no gitanos.
El título de la conferencia, “la negación de la negación”, pretendía llamar la atención sobre el paradójico tratamiento recibido por los gitanos desde finales del siglo XV, momento en que, dentro de la construcción del nuevo estado español, se expulsó de la península a aquellos que tenían unas creencias diferentes, principalmente a aquellos que no eran católicos, moriscos y judíos. Según Isaac Motos, se reconoció la diferencia cultural de estas dos comunidades y se les “negó” su presencia en el territorio español. Sin embargo, en ese mismo período, a los gitanos se les negó el reconocimiento de esa diferencia cultural, un reconocimiento que seis siglos después aún sigue sin llegar.
Isaac Motos, en su ponencia, enfatizó que las interpretaciones de todos los datos históricos con los que contamos referentes al pueblo gitano han partido siempre de un sesgo nacionalista y de una visión extrínseca al pueblo gitano. Motos narró la entrada del pueblo gitano como peregrinos y advirtió que en todos los libros de historia gitana, cuando narran la llegada del pueblo gitano “siempre dicen que los gitanos tomamos el disfraz de peregrinos para engañar a las autoridades y ganarnos su beneplácito con el objeto de entrar en España. Y ésta es una interpretación que parte de un paradigma de negación de hecho gitano”, y continuó explicando que “los gitanos, en su llegada, se presentaron como peregrinos, se les reconoció como peregrinos, se comportaron como tales y cumplieron con el estatuto de los peregrinos. El acogimiento al estatuto del peregrino no fue ningún engaño por parte de los gitanos, y se trataba de la forma que los gitanos encontraron para poder continuar con su deriva cultural sin violentar la cultura de los autóctonos”.
Isaac tomó este ejemplo ya que la pragmática firmada en 1499 por los reyes católicos, en la que se ordenaba a los gitanos que dejaran de ser peregrinos, marcó el inicio de una nueva manera de ver el hecho gitano, una mirada que niega la diferenciación cultural del pueblo gitano. En la propia pragmática se decía que el gitano no lo era ni por origen ni por nación, sino que el ser gitano radicaba en una forma de vida basada en el engaño, el hurto y la caridad. Y según Motos, esa forma de ver al gitano sigue vigente. Para argumentar este hecho comparó la definición de los gitanos de la pragmática de 1499 con la definición que la última edición del diccionario de Real Academia la Lengua Española dedicó a la palabra gitano – trapacero, que con astucias, falsedades y mentiras procura engañar.
Motos también arguyó que esa forma de ver al gitano como un grupo marginal y asocial, y no como un pueblo con una cultura diferenciada, está en la base de las políticas sociales dirigidas al pueblo gitano, y expuso uno de los principios que rigen el marco europeo para el desarrollo de estrategias nacionales de inclusión de la comunidad gitana, concretamente el principio número dos que dice textualmente “las políticas deben orientarse hacia los grupos vulnerable, grupos al margen del mercado laboral, grupos en desventaja, o grupos que viven en áreas desfavorecidas, con una clara mención de que en estos grupos se incluye a los gitanos”.
Para conseguir un cambio en la situación que afecta al pueblo gitano, Isaac indicó que es necesario el cambio de paradigma desde el que se mira y se entiende la realidad gitana, un proceso en el que será necesario analizar los sesgos actuales y generar un nuevo conocimiento desde dentro del propio pueblo gitano. Motos también explicó que los siguientes pasos corresponderían al mundo de la política e implicarían el reconocimiento de la cultura gitana “que tiene que ver reconocer al otro como otro distinto, con sus propios valores y su propia integridad”. Y lo siguiente sería la restitución, “a los gitanos y gitanas nos tienen que devolver aquello que nos han quitado. La pragmática de 1499 vino a interrumpir un proceso histórico que había comenzado 100 años antes con la llegada de los gitanos a la península”. Y esta restitución, dice Isaac que “no sólo afecta a los gitanos, también a los payos, ya que se nos ha quitado la posibilidad de relacionarnos sin tener que negar nuestra cultura y sin que haya ninguna relación de dominación entre los dos”.